Novedades en la comercialización de plantas cítricas

Tras varios años de implementación de normativas en la producción de plantas de viveros, comienza una campaña con ejemplares que las cumplen. Además de estar destinadas a prevenir una peligrosa enfermedad de los cítricos, las reglamentaciones garantizan una mejor adaptación de la planta a su destino final.

Hace varios años Argentina implementó medidas destinadas a proteger la producción citrícola del país que  profundizaron iniciativas de identidad y trazabilidad de las plantas, desde la semilla, hasta su comercialización. A nivel producción, significó la obligación a cultivar las plantas de vivero bajo cubierta.

Sin embargo, las plantas que crecen en invernadero llegan a su comercialización con menor tamaño que las que han caracterizado tradicionalmente el noreste bonaerense. Por esta razón, junto al INTA, productores de San Pedro nucleados en la Cámara de Viveristas están llevando adelante una campaña de sensibilización sobre la compra de las plantas que cumplen con las normativas, incluyendo información a tener en cuenta a la hora de elegir una planta cítrica para el patio o el monte frutal.

 

Plantas en maceta que nacieron bajo cubierta

La producción en invernáculo tiene muchas ventajas como el quedar protegidas de las principales enfermedades que afectan a las plantas cítricas. Esto puede comprobarse a través de algunos instrumentos que dan cuenta del origen y el camino del producto, como la estampilla del INASE y la guía de tránsito del SENASA.

Además de facilitar su transporte por ser más liviana, que la planta se haya cultivado en maceta durante todo su ciclo de producción,  asegura su adaptación al destino final de trasplante, evitando el estrés que supone sacarla del suelo y su más rápida respuesta y crecimiento.  Incluso puede ser fácilmente implantada en distintos momentos del año, no necesariamente en invierno.

 

Reconversión de la producción en San Pedro

En 2014 se definió en el Cluster Florícola AMBA San Pedro un plan de mejoras competitivas que contemplaba un proyecto de reconversión de la producción familiar de plantas cítricas del Partido de San Pedro que incluyó a 21 productores de pequeña y mediana escala.

Los productores recibieron apoyo financiero para la construcción de los invernaderos en forma aportes no reembolsables y créditos. Aunque esto significó un empuje, gran parte de la inversión fue propia, para la instalación de riego, el armado de las estructuras, la compra de los insumos para la producción y la mano de obra empleada para el cultivo de las plantas.

Actualmente el 70% de la superficie cubierta para la producción de plantas cítricas en el partido, corresponde a productores que participaron en este proyecto y totalizan 10.550m2.  Durante 2016 se comercializaron 3.500 plantas y hay 35.000 injertadas que estarán listas para su comercialización en invierno de este año. La capacidad máxima de producción con la superficie actual será de 63.000 plantas aproximadamente, lo que depende del manejo que realice de cada productor.

 

 


Ideas útiles para comprar una planta que crezca sana y vigorosa

 

  • Deben verificarse los siguientes 3 puntos

 

  1. Que tenga etiqueta con estampilla del  Instituto Nacional de Semillas -INASE-, que certifica el proceso. Debe incluir: nombre de la variedad, el año de producción, y el viverista que la produjo.
  2. Que adjunten una guía de tránsito expedida por el SENASA, con el detalle de lo que se está comprando. Da cuenta que fue producida en un vivero registrado y permite circular por el país. En compras minoristas este requisito tendrá cambios.
  3. Que cuando se retire, se haga de un invernáculo que solo tenga otras plantas cítricas, cuyo acceso esté restringido y en las partes abiertas se visualice malla anti insectos

 

  • Es altamente recomendable observar

 

  1. Que las hojas y las ramas estén sanas. Es decir, que no estén quebradas ni comidas por insectos.
  2. Que en la observación cercana, las hojas no tengan manchas ni otras marcas.

 

  • Es opcional, pero una clave para asegurar que la planta se adapte al nuevo destino

 

  1. Que haya crecido en maceta. Evita el estrés de trasplante y es más liviana para el traslado.

 

 


Además:

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *